#QuedateEnCasa o #QuedateSinCasa

Más de uno ha escuchado hablar sobre la hipoteca inversa, una “maravillosa” idea que se le ocurrió al Ministerio de Vivienda y al Gobierno, o bueno una idea copiada de otros países, pero que aquí quiere ser impuesta por decreto.

La hipoteca inversa consiste en que, si usted es mayor de 65 años y tiene una propiedad a su nombre, puede empeñar su casa y recibir dinero mensualmente hasta que fallezca. Esta transacción puede ser en un solo monto o en varios pagos durante determinado tiempo, mientras aún usted reside en su vivienda, como un estilo de “arriendo” según nos vende el gobierno:

  • El caso hipotético de María de 75 años y su esposo Martín de 70. Esta pareja tiene una vivienda de $200 millones, producto de su esfuerzo y su arduo trabajo.
  • Con el ánimo de acceder a la hipoteca inversa, María se acerca a la entidad de su preferencia y hace el acuerdo bajo la modalidad de renta vitalicia.
  • El asesor de la entidad le explica que, de acuerdo con el avalúo de su vivienda, la expectativa de vida de ella y de su esposo y demás variables, puede recibir una renta mensual de $800.000.
  • De esta forma, María y su esposo recibirán ese monto mensual sin tener que mudarse de su casa.
  • “Así, la vivienda se convierte no solo en el espacio en el que ellos cumplen sus sueños, sino en un mecanismo para garantizar su sustento económico durante la vejez”.

¡Muy bonito! Todo un sueño, y una oportunidad para los pobres viejos que no tienen con qué comer. Pero, resulta bastante triste el hecho que esta pareja, durante años se esmeró por levantar su casita, sacar adelante a su familia y poder brindarle un mejor futuro a sus progenitores para que ahora tenga que hipotecar.

Resulta hasta una contradicción completa con esa economía capitalista que durante años nos han vendido, pues no se supone que usted se mata trabajando durante años para poder levantar algo para su familia y así poder brindar algo mejor a las generaciones que vienen. En este caso, algunos dirán que quizás no se esforzó lo suficiente o quizás es que el sistema solo les funciona a los que ya están arriba y no a los que vienen detrás. 

Pero bueno: volviendo al ejemplo publicitario del gobierno sobre la hipoteca inversa, solo hay que echarle calculadora a la cosa para ver que las cuentas no concuerdan y que el avalúo se haga cada cinco años, hace pensar que el inmueble puede que vaya perdiendo valor por el efecto de la inflación. Incluso, puede pasar que los herederos se encuentren con que la vivienda valga menos que el préstamo.

Y aquí saldrán los defensores del gobierno que frente a cualquier conejo (como se diría coloquialmente) que nos quieran meter, salen justificando y tergiversando las cosas, como, por ejemplo:

Ricardo Ferro, Representante a la Cámara del departamento del Tolima por el partido Centro Democrático, escribió en su cuenta de twitter: “#HipotecaInversa una excelente alternativa para los adultos mayores de 65 años, ya que van a poder recibir un dinero por el resto de su vida.

Herederos egoístas, pensando más en ellos mismos que en sus padres o abuelos, son los que se oponen”.

Tomada de la red social twitter
https://twitter.com/RicardoFerro_/status/1272630785489735682

O la periodista Salud Hernández agregó “Es increíble la manipulación y la ignorancia de la oposición. En varios países existe hipotecas inversas. No es obligatoria, lo hace quien le dé la gana. Conocí a una señora en España que vivió muy bien gracias a eso hasta su muerte. Solo pierden los herederos.

Tomada de la red social twitter https://twitter.com/saludhernandezm/status/1272494816035733504

Y con respecto a lo que dice Salud Hernández, hay mucho que analizar. Primero, es cierto que este modelo existe en varios países, pero también es cierto que ha sido objeto de varias demandas por los abusos por parte de los bancos con los adultos mayores.

También en el hecho de que no es obligatoria y tiene toda la razón: evidentemente nadie en este caso obliga al adulto mayor a hacerlo y el gobierno de Iván Duque, ha hecho énfasis en eso, agregando también que los adultos mayores van a contar con un asesoramiento en todo el proceso; la entidad bancaria no podrá exigir el inmueble antes de que la persona fallezca y el avalúo será de manera independiente cada cinco años.

Pero, el hecho de que no le pongan a uno una pistola en la cabeza para que se haga algo, no necesariamente desconoce la existencia de “pistolas simbólicas” que hacen que tomes decisiones apresuradas como, por ejemplo: el no tener con qué comer, o no tener para mantenerse o suplir las necesidades básicas.

Y creo que ahí está lo macabro del caso: que salgan u ofrezcan este tipo de “ayudas” o “soluciones” en épocas de pandemia producto del coronavirus, la cual puede forzar a familias enteras a quedarse en casa o a reducir el ingreso mensual en sus hogares, alentando a que los adultos se apresuren y tomen este tipo de decisiones que no solo los afectan a ellos, sino a sus familiares.

Es verdad que nadie los obliga, pero si hay hambre se convierte en una opción, que seguramente no será la mejor.

Mientras, el gobierno se lava las manos con supuestas ayudas que al parecer no llegan por parte de los corruptos que en este país abundan. También, cada vez que pueden nuestros dirigentes, amplían el rango de edad para las pensiones, evitando así, que esos adultos mayores a los que “quieren ayudar” reciban de forma digna su mesada, ganada por la gran cantidad de años que trabajaron.

Es decir, en muchos casos, no se permite a los adultos mayores tener varias opciones para una vejez tranquila y digna, se les conduce sin más remedio a un solo y único camino: la hipoteca inversa.

Al respecto y no menos importante, son los temas a contemplar, sobre a quiénes en verdad se beneficia con la hipoteca inversa. Analicemos lo siguiente:

Si es usted quien adquiere un crédito hipotecario, debe pagar de un 7% a un 14% de interés, pero si es el banco, su interés es del 4%, que conveniente ¿No? 

¿Qué este tipo de hipotecas se dirige a las personas muy mayores?  y según esto, de acuerdo a la ley ¿deberían tener una extrema protección de quienes la contratan?

La verdad, si lo que quiere es disfrutar de los años que le quedan y disfrutar lo que le costó conseguir, sin pensar en sus herederos y en las disputas que esto genere, mejor venda su inmueble y disfrútelo, dese el gusto de saber que su plata se la gastó usted y no otros. Como lo dijo Gilberto Tobón “La hipoteca inversa es una herida en el corazón de los ancianos; los van a expropiar antes de morir para favorecer a los bancos. Destacada la labor de Duque como un Robín Hood al revés.»

Tomada de la red social twitter https://twitter.com/tobonsanin/status/1271444206339395585

Temas relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios